viernes, 29 de abril de 2011

El nuevo proyecto de Candela

Candela anda liadísima preparando una actuación para la Gala Benéfica organizada por "Casa de Muñecas", una fundación sin ánimo de lucro que se dedica a buscar nuevos hogares a muñecas que han sido desechadas por su avanzada edad, por haber sufrido algún desperfecto, o simplemente porque había que hacerles sitio a juguetes nuevos. Como imaginaréis, tanto en casa de Acerico como en la mía tod@s estamos muy concienciados con este tema, así que acudiremos a la gala para animar a Candela durante su actuación, y para aportar nuestro granito de arena a la causa. De hecho, las chicas han decidido que en lugar de comprar ropa nueva, harán un mix'n'match con las prendas que ya tienen y donarán el dinero destinado a los nuevos conjuntos. Todas andan ya revisando su fondo de armario y eligiendo los conjuntos y complementos que vestirán. Estamos seguros de que conseguirán darle un aire nuevo sin perder un ápice de su habitual glamour y elegancia.

Aquí os dejamos el cartel anunciador del evento, en el que podéis ver a Candela luciendo el modelo (de un pack de ropa Barbie quiero ser) que utilizará para su actuación.


Por supuesto, tod@s estáis invitados.

martes, 26 de abril de 2011

Gisèle

Tras unos días algo ajetreados por diversas razones y con la idea de distraerme un poco, pedí permiso en casa para adoptar a una nueva Barbie. No me costó nada decidir cuál sería la nueva inquilina, ya le tenía echado el ojo desde hacía unas semanas y cada vez que pasaba por el departamento de juguetería iba a buscarla para comprobar que no la habían vendido. Así que, en cuanto pudimos, nos acercamos a El Corte Inglés y me hice con ella. La Basics número 2 de la colección 001.

Su cara me recordaba a Gina Gershon (sí, bueno, puede que la miopía me haya subido un poco, pero qué voy a hacer, a mi me recuerda a ella…), y ese aire de haber vivido ya mucho la hacían más especial aún. Además, me encantan las Best Models On Location y ésta tiene el mismo molde de cara, el molde Lara.

Lástima que no he podido averiguar mucho sobre ella (aún). Sí sabemos que se llama Gisèle, es francesa y tiene algo más de treinta años (aunque no ha precisado cuántos más). No es demasiado habladora así que poco nos ha contado sobre su pasado, pero radiopatio (es decir, Didi) al verla ha comentado que, parece ser, ha mantenido algún que otro affaire con algún que otro político europeo, en fin, muchos rumores pero nada fiable del todo. También pudimos averiguar que fue bailarina del mítico Moulin Rouge. Al preguntarle por qué dejó el famoso cabaret contestó ‘Ya sabes lo que dicen… siempre hay alguien más joven y hambriento bajando la escalera detrás de ti’.

jueves, 21 de abril de 2011

Semana Santa 2011

Como buenos gaditanos, tanto Acerico como yo somos grandes apasionados de la Semana Santa. Cuando éramos pequeños solíamos jugar a recrear el ambiente de estas fiestas; Acerico utilizaba toda su casa como recorrido para un paso (trono) en miniatura al que no le faltaba detalle. En mi caso, mi hermana, mi prima y yo vestíamos al Ken Día y Noche con un trapo para el polvo manchado con rotulador rojo, lo coronábamos con algo de alambre en la cabeza y le hacíamos cargar con dos trozos de madera unidos por un clavo a modo de cruz. Lo poníamos encima de una caja de cartón grande, que atravesábamos con dos palos de escoba a modo de parihuela, y lo paseábamos desde mi casa hasta la de mi abuela, a ritmo de la marcha que nosotras mismas interpretábamos. Una vez que Ken había completado el recorrido, era sustituido en la caja-paso por Barbie Día y Noche, quien vestida con un traje largo de color naranja, algo de encaje al cuello y una sábana rosa chicle de la cama de ensueño a modo de manto repetía el recorrido. Era algo incoherente utilizar una muñeca vestida a lo Agatha Ruiz de la Prada con una sonrisa de anuncio de dentrífico para encarnar a una Dolorosa, pero a nosotras no nos preocupaban demasiado esos detalles.

Este año, al acercarse estas fechas, nuestras niñas nos han hecho recordar esos juegos infantiles, y decidimos, de alguna forma, volver a disfrutar con ellas vistiéndolas con el look típico de éstos días: el traje de mantilla.

Exceptuando las peinetas (hechas artesanalmente por un familiar de Acerico), las medias (de un pack de Harumika) y los zapatos (Basics), el resto lo hemos realizado a mano, atendiendo a los cánones de cómo debe ser el traje, las dimensiones de la mantilla y cómo debe colocarse sobre la peineta. La verdad es que teniendo en cuenta lo novatos que somos en esto de la costura estamos bastante orgullosos del resultado, y nuestras modelos, Helena y Scarlett, lucieron así de elegantes y castizas, junto a una imagen del Nazareno de Cádiz, "el Greñuo", como se le conoce popularmente. Como una vez colocadas no se ven, hemos incluido una foto con las peinetas.









sábado, 16 de abril de 2011

Pat

Ya estoy de vuelta en casa, y lo primero que he hecho ha sido visitar mis blogs favoritos y dejar algunos comentarios. Lo segundo, publicar esta entrada, que tenía pendiente de un par de días antes de irme de viaje, y que tenía muchas ganas de compartir con vosotr@s.

Pues eso, que me llevó mi marido a comprar algunas cosillas de última hora para el viaje y me di una vueltecilla por el Areasur, un centro comercial de Jerez. Entonces la vi y no pude resistirme. Sabía que tenía que llevármela a casa conmigo, así que sin pensármelo dos veces se lo propuse. Ella, encantada de dejar la estantería de Poly, recogió sus escasas pertenencias, y enfundada en sus vaqueros caminó hasta la salida con paso seguro, no sin antes lanzar un beso a las cajeras. Patricia Moschino (aunque prefiere que la llamen Pat) es así. Algo descarada, muy segura de sí misma, con una buena dosis de sentido común pero sin miedo a vivir una nueva aventura.

Se dedica al diseño de interiores, aunque casi todo su tiempo libre es para su verdadera pasión: la pintura. Le gusta ir a la moda, pero sin sacrificar su comodidad, y suele practicar pilates y natación para mantenerse en forma.

Aunque lleva en nuestro país varios años, todavía conserva su acento italiano, con el que ha conquistado a las chicas (incluso a Barbie, quien cada vez lleva un poquito mejor eso de no ser el centro de atención). Todas le han pedido que les preste sus vaqueros, algo a lo que Pat ha accedido de muy buena gana, aunque antes le pedí que posara para sus primeras fotos como miembro de nuestra familia.




A mí me parece guapísima... ¿y a vosotr@s?

martes, 12 de abril de 2011

Shopping II

Había pasado miles de veces por delante de la juguetería, pero nunca me había dado por entrar (imagino que el hecho de hacerlo en coche no ayudaba demasiado). Si tenía que comprar un regalo para un niño me era más fácil ir a un centro comercial y elegirlo allí. Hace unos días reparé de nuevo en ella y decidí parar a echar un vistazo (bueno, realmente imploré a mi pareja que parara para poder entrar).

Esperaba ver ropa de colecciones actuales o, con muuuucha suerte, algo de Fashion Fever. Sin embargo lo que encontré era de años anteriores. Dos conjuntos de Fashion Avenue. De hecho, al principio ni siquiera los reconocí ya que las cajas no me eran familiares, pero al ver el logotipo de Mattel me acerqué y ví que realmente era ropa de Barbie.

No es que sean de los mejores conjuntos de la colección, pero me hizo tanta ilusión encontrarlos que no tuve más remedio que comprarlos.

El conjunto de ropa interior es de 1997 y pertenece a la categoría Lingerie, el conjunto de calle es de 1998, de la categoría City.Las cajas estaban algo estropeadas, pero la ropa en perfecto estado. El único problema fue que Helena rompió los zapatitos rosas al ponérselos, no sé si porque tiene una talla mayor o porque los forcé demasiado, veré cómo puedo solucionarlo.

jueves, 7 de abril de 2011

Blue Velvet

Tenía un trocito de raso azul brillante que estaba pidiendo a gritos que lo convirtiera en un vestido para Barbie. Dado que lo de las mangas sigue siendo como un Expediente X para mí, opté "again" por un escote palabra de honor, y para no variar, el sello de la casa: el toquecito del lazo rematando la faena. Para romper tanto azul, zapatos y bolso fucsia de la colección Basics. El collar lo hice con un poco de alambre y unas cuentas. Y ya tengo a la niña preparada para cualquier ocasión especial.







Aprovecho esta entrada para deciros que será la última en unos días por mi parte. Este finde aún podré conectarme y bloguear, pero la semana que viene estoy fuera por cuestiones de trabajo (y lo que es peor, sin posibilidad alguna de curiosear muñecas), menos mal que Acerico se queda al mando y encargado de que las niñas no se le desmadren a mi marido. Un besazo a tod@s, puedo deciros con toda seguridad que estaré deseando volver para leer vuestros comentarios y las novedades en vuestros blogs... Está claro que el Barbieholismo es una adicción bastante grave...

lunes, 4 de abril de 2011

Aires del Egeo

Tras comprar el conjunto Fashion Fever dorado y celeste que regalé a Didi, recordé que por algún lado andaba el trozo de tela que sirvió de cutrevestido para Helena el primer día que nos conocimos. Pensé que igual, aunque no era un trozo muy grande, podría sacar algo de él ya que era un color que me gustaba mucho. Tras buscar y rebuscar en las bolsas llenas de retales lo encontré hecho un gurruño, así que lo planché y me puse manos a la obra.

Como Helena estaba en LA y Alex se fue a pasar el fin de semana a Caños de Meca le propuse a Rahnia que hiciera de modelo, la cual aceptó sin pensárselo dos veces.

En un principio la falda era cerrada hasta los pies, pero claro, mi manía por hacerle los trajes tan, tan apretados (que casi les corta la circulación sanguínea) impedía poder colocarla sobre su soporte. ¿La solución? Pues un tijeretazo y a enseñar pierna, que para eso las tienes tan bonitas, y la verdad es que, al final, me gustó como quedó.

En un principio el traje iba a ser para Helena, ya que el color de la tela me recuerda la luminosidad del mar Egeo. Sin embargo cuando lo terminé y vi cómo lo lucía Rahnia, no pude hacer otra cosa que dejárselo a ella… espero que Helena no se moleste...

viernes, 1 de abril de 2011

Oh Dior mío!

Como le prometí a Gema, el pasado domingo cogí un nuevo retal de tela de pata de gallo en blanco y negro y me dispuse a diseñar algo para ella. Como había hecho un vestido, una falda y unos pantalones, pensé que en realidad lo único que me faltaba por hacer era una chaqueta. Sólo la mención de la palabra me puso los pelos de punta: mangas, pinzas, mangas, cuello, mangas... Sin embargo, conociendo a Gema, sabía que no pondría tantos peros como Barbie al resultado, así que un poco a lo loco, recorté algo parecido a la forma de una chaqueta y cogí el hilo y la aguja. Por supuesto, cometí muchos errores:

1. La ropa es para vestir, no para embutir. Tengo la mala costumbre de ceñir demasiado cualquier prenda al cuerpo de las niñas y claro... al final no hay quien le cosa un cierre.

2. Todas las telas no sirven para todas las prendas. La próxima vez que quiera hacer una chaqueta, más vale que pille una tela menos basta y más fácil de trabajar, y sobre todo que me permita doblarla para hacer las solapas.

3. Las mangas tramposas se pagan. Como todavía no me atrevo a coser unas mangas como Dios manda, es decir, por separado y luego al cuerpo, pues me quedaron como las véis... amorfas.

Lo positivo es que hace un mes ni siquiera me hubiera atrevido a hacer algo así, y que al final fui capaz de enmendar algo aquel desastre utilizando un trozo de encaje como solapa, y lazo como cinturón. Para desviar la vista de las imperfecciones, decidí no incluir en el conjunto ningún top, dejar un escote atrevido a la vez que elegante, y completarlo con una falda de vuelo. Por último, elegí unos zapatos peep-toe de la colección Basics, y un pequeño tocado de encaje, a juego con la solapa.


Como imaginaba, Gema no cabía en sí de gozo al probarse aquella chapucilla. Incluso me dijo, con su inocencia habitual, que le recordaba a los diseños de Dior de los años 60.

Si Dior levantara la cabeza...